Temporal en Chiloé reposiciona debate sobre las prioridades para la isla

Los alcaldes de las comunas afectadas emplazaron a la Intendencia regional a dar una solución definitiva para la Isla con una inversión robusta en materia de infraestructura.

El temporal registrado durante los últimos días en la región de Los Lagos ha dejado a familias damnificadas y aisladas. El frente de mal tiempo se ha registrado con mayor intensidad en Chiloé.

La Dirección Regional de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) de Los Lagos declaró Alerta Temprana Preventiva por las malas condiciones climáticas que se registran en la zona y que han intensificado durante los últimos días.

Los sectores más afectados se registraron en el archipiélago de Chiloé. El Comité Operativo de Emergencias (COE), integrado por el intendente regional, Leonardo de la Prida, y los directores del servicio de Onemi, decretaron Alerta Amarilla para la provincia de Chiloé completa y para las comunas de Fresia, Maullín, Calbuco, Puerto Montt y San Juan de la Costa.

Pese a que durante la tarde del jueves disminuyeron las lluvias y se redujo la intensidad de los vientos, para este viernes se pronosticó un nuevo frente de mal tiempo. El alcalde de Castro, Juan Vera, llamó a las autoridades a declarar zona de emergencia en todo el territorio por las inundaciones y el desmantelamiento de las casas.

Otro de los sectores críticos se registró en la comuna de Chonchi donde ocho familias fueron evacuadas, luego de que se desbordara el río Cucao.

Las autoridades locales han apuntado a la falta de recursos y de maquinarias para enfrentar la situación, considerando los socavones en caminos y las voladuras de techumbres en las distintas comunas.

El alcalde de Ancud, Carlos Gómez, dijo que con el equipo de operaciones se han trasladado a los sectores más críticos, en particular en las rutas rurales para restablecer la conectividad. Pero reconoció que el tiempo con el que cuentan para dar solución a estos sectores es muy reducido por las nuevas lluvias que se avecinan.

Sin embargo, el edil advirtió que cualquier acción que se concrete a estas alturas sería insuficiente porque no se cuenta con una red de colaboración entre todos los representantes de las comunas. En ese contexto, emplazó a las autoridades regionales, al intendente Leonardo de la Prida y al gobernador de Chiloé, René Garcés, a visualizar una solución definitiva para la Isla, que partiría por proteger el borde costero.

“No basta con una publicación en las redes sociales, aquí hace rato que necesitamos de una institucionalidad para defender temas que tienen que ver con todo el archipiélago”, aseveró.

Mientras, el presidente del sindicato de pescadores de Isla Tac de la comuna de Quemchi, Carlos Cárdenas, dijo que las familias se encuentran aisladas y que no han podido cruzar a Dalcahue por las marejadas de hasta cinco metros que ha registrado la Capitanía de Puerto de la zona. Una situación que se repetiría en la mayoría las islas.

Señaló que los vientos no se habían registrado con la misma intensidad en ocasiones anteriores y, por el momento, solo se está operando con una lancha para el traslado de insumos básicos y de personas cuando mejora el clima.

Prioridades para Chiloé

Desde el movimiento ciudadano Defendamos Chiloé denominaron la emergencia como un “terremoto fluvial” y enfatizaron en que las autoridades le han querido bajar el perfil a una situación que para ellos era predecible.

Su vocero Juan Carlos Viveros comentó que hace algunas semanas un dirigente de juntas de vecinos rurales se reunió con el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, y le diagnosticó que cerca del 70 por ciento de los caminos rurales tenían deficiencias importantes.

Viveros recalcó que las prioridades para Chiloé han quedado en evidencia ante la catástrofe. Dijo que la conectividad e infraestructura interna debe ser lo primordial en la agenda de las autoridades, distinto al foco que el Gobierno ha puesto en la inversión del Puente Chacao que los conectaría con el continente.

“Lamentablemente a través de un gran dolor y destrucción que estamos viviendo en Chiloé, la gente por fin está reconociendo que las verdaderas prioridades son otras y que no se pueden despilfarrar más de 360 mil millones de pesos en algo que no resuelve ninguna necesidad humana como la que estamos requiriendo ahora. La situación de las islas pequeñas es impostergables”, sostuvo.

A las inundaciones de casas e iglesias en Chiloé se suman los cortes de suministros de agua potable y de electricidad. Este último servicio estaría suspendido para cerca de 2 mil clientes de la Isla Grande, concentrados en el sector norte, según detalló la empresa de distribución Saesa.

Durante la tarde de este jueves también la Onemi declaró Alerta Amarilla en Cañete y Los Ángeles, en la región del Bío Bío, por la crecida de dos ríos.

Publicado originalmente por diarioUchile el 24 de agosto de 2017

Comentarios en Facebook

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *