Buscan sumar apoyo para luchar contra la marea roja

Organizaciones locales se reunirán con sus pares de Aysén y Magallanes por daño ambiental.

El impacto que la acuicultura podría tener en agravar el fenómeno de la marea roja en la provincia es una de las principales preocupaciones de un grupo de organizaciones sociales y ambientales de Chiloé, las que esperan que el Gobierno responda a este tipo de cuestionamiento y se genere una investigación sobre estas denuncias.

Incluso, como una forma de poner en evidencia esta situación, los dirigentes de distintos colectivos insulares tomaron contacto con entidades de las regiones de Aysén y Magallanes para sumar fuerzas a estos planteamientos.

Juan Carlos Viveros, vocero de Defendamos Chiloé, indicó que “nosotros sabíamos que no se habían tomado las medidas necesarias después de lo ocurrido en mayo de 2016. Nosotros estamos acá junto a otras organizaciones más porque queremos unirnos junto a Aysén y Magallanes para hacer una tremenda fuerza del sur austral patagónico contra esta calamidad de la industria salmonera”.

“Por el derecho a la vida, un medio ambiente libre de contaminación y aguas limpias en los mares patagónicos” se denomina un texto redactado por miembros de las organizaciones, en el que se expone la problemática y también seis exigencias.

Entre ellas se encuentra implementar un programa de recuperación de la calidad ambiental en las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, así como efectuar nuevas políticas, planes y programas de fortalecimiento y reactivación de las actividades productivas y laborales.

Credibilidad

Tarsicio Antezana, presidente de la Asociación para la Defensa del Ambiente y la Cultura de Chiloé, indicó que “creo que el problema principal es un problema de credibilidad, de confianza en la institución de que puedan sacarnos de estas tinieblas. Creo que hay una percepción general que hay un caos ambiental donde el impacto de la salmonicultura y la mitilicultura no está evaluada”.

Además, el también biólogo marino sostuvo que “no conocemos la capacidad de carga de la empresa, no conocemos el nivel de los impactos, en estos momentos se está evacuando una cantidad indeterminada de materia orgánica que afecta el ambiente y eso ni la empresa ni la institucionalidad lo ha evaluado”.

Lograr generar un petitorio común con las otras zonas del sur del país afectadas por este problema y reunirse con la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos, que asumirá con el próximo Gobierno son los objetivos a corto plazo de este grupo de instituciones.

Carolina Larenas Faúndez

Publicado originalmente por la Estrella de Chiloé el 15 de febrero de 2018.

Comentarios en Facebook

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *