Puente Chacao: Las promesas no cumplidas que tienen a autoridades y organizaciones molestas

Tanto el alcalde de Ancud, como organizaciones a favor y en contra del mega proyecto, critican desvinculación del consorcio con la comunidad y sus necesidades. Hay acusaciones cruzadas.

El proyecto del Puente Chacao planea conectar a la isla Grande de Chiloé con el continente, mediante una estructura que atravesaría el canal del mismo nombre y que se transformaría en la estructura colgante de ese tipo más larga de América Latina.

Pero junto con prometer una mayor conectividad y mejor acceso a distintos servicios para los isleños, la iniciativa había anunciado igualmente transformarse en beneficios económicos para los sectores que de una u otra forma se verán afectados de manera más directa con con la construcción del mega proyecto. Algo que hoy está en duda y que ha generado descontento en autoridades y en aquellos dirigentes que han defendido el Puente Chacao, frente a quienes se oponen a él.

Carlos Gómez, alcalde de Ancud, no se encuentra para nada contento con el actual estado de las cosas. El principal problema, y que se ha traducido en diversas críticas del jefe comunal en distintos medios de la zona, son los beneficios que los encargados del puente le brindarían a Ancud por la construcción.

Como consigna el medio Radio Estrella del Mar, una de las razones de la molestia de Gómez es que la compañía Hyundai sacó su patente comercial en la comuna de Calbuco, lo que significa que los beneficios económicos prometidos a los ancuditanos no irían a parar a sus arcas, sino que a las de Calbuco, ya que no existiría ningún vínculo legal que obligue a la empresa a cancelar ese dinero en Ancud.

“Nosotros como chilotes, pero específicamente como ancuditanos, ¿qué está obteniendo nuestra gente? Porque este proyecto se genera desde las base de Chiloé (…) y vemos que los beneficios no son para nosotros”, criticó Gómez en diálogo con Radio Estrella del Mar.

Sin embargo, Selim Barría, dirigente del Comité pro Puente Chacao, tiene otra visión al respecto y apunta justamente al jefe comunal de Ancud como responsable de la ausencia de beneficios. Acusó que ha habido nula disposición de Carlos Gómez “en la generación de confianzas con el Consorcio a cargo de la ejecución de esta iniciativa y que por ello es que hasta el momento no hay ningún tipo de vínculo de las empresas con la comuna en ningún ámbito”, según reproduce Radio Estrella de mar.

“Cuando se puso la primera piedra del puente, siendo una actividad pública, asistió el alcalde de Calbuco y el de Maullín, pero Gómez no asistió. Lo vemos postergado en términos de trabajo comunitario”, ha indicado Barría.

“Nadie de Chiloé podrá trabajar”

El Ciudadano conversó con Juan Carlos Viveros, vocero del Movimiento Defendamos Chiloé, quien señala que como organización que se ha opuesto al Puente Chacao y ha monitoreado el largo proceso de su construcción, este problema lo veían venir.

“No hay beneficios como los prometidos por las autoridades de Michelle Bachelet. Consorcio Puente Chacao está pagando patentes millonarias en Calbuco (…) y el total de patentes que podría pagar en los años que va a operar como consorcio, puede superar los $800 millones. Nosotros advertimos esto hace 3 años”, apunta.

Viveros además añade que no sólo hay un tema de dinero de por medio, sino que también existen demandas sociales que no se han cumplido. “Dijimos que no hay pago de patentes, sino que el ofertón de empleos también era falso. Primero fueron 5.000 empleos ofrecidos, después 3.000, 2.000. Y resulta que revisando el proyecto aparecen 200 a 300 en su momento peak, con un 65% de mano de obra especializada. Es decir, nadie de Chiloé podrá trabajar”, concluye.

Cristóbal Hernández

Publicado originalmente por El Ciudadano el 16 de marzo de 2018.

Comentarios en Facebook

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *