Derribando Mitos: Salud, Desarrollo y Puente Chacao

desarrollo_necesidades_750

No puedo dejar de asombrarme cuando se afirma que el puente sobre el canal de Chacao mejorará el acceso a salud de la población del Archipiélago de Chiloé al disminuir los tiempos de traslados de urgencias.

En conversaciones mantenidas con el médico internista Gonzalo Pérez del Hospital de Castro, nos cuenta lo siguiente:

La mayor parte de los traslados se da por no contar con la especialidad médica, el equipamiento e infraestructura para resolver a nivel local.

Los traslados pueden ser por vía terrestre o aérea. Si el paciente está estable, el traslado se realiza vía terrestre ya sea a Puerto Montt o a otro Hospital de la Macro red Sur. Si el paciente se encuentra grave, inestable, con la necesidad de llegar a otro centro de mayor complejidad en el menor tiempo posible, el traslado se realiza vía Aérea.

El Puente no va a disminuir el riesgo de un traslado, dado que 30 minutos más o menos no afectan el pronóstico de un paciente estable. En caso de pacientes graves, críticos, inestables donde el tiempo de respuesta es vital para el pronóstico, el traslado más seguro es y seguirá siendo por vía aérea, en tanto Chiloé no cuente con una red de Salud Resolutiva y un Hospital de mayor complejidad.

En el caso concreto de ciertas patologías y complicaciones de salud donde el tiempo de respuesta es vital para un buen pronóstico, mencionamos:

– Si Ud. Sufre un infarto al miocardio (patología GES), debería ser estudiado con coronariografia antes de 90 minutos. El centro con estudio coronario más cercano está a 3 horas.

– Si Ud. tiene una alteración de la conducción eléctrica cardiaca que requiera Marcapaso (patología GES), debe esperar en promedio 7 a 10 días una hora en Puerto Montt para instalarlo ya que acá no es posible.

– Si Ud. sufre una hemorragia cerebral que necesite cirugía, debe ser trasladado a Puerto Montt, ya que en Chiloé no hay neurocirujano.

– Si Ud. sufre alguna enfermedad que le afecte los riñones y necesite diálisis de urgencia, deberá esperar un cupo en la red, ya que en Chiloé no existe ese procedimiento.

Esta situación nos muestra un problema profundo de Inequidad en el acceso a Salud, afectando transversalmente a todos los/as habitantes del Archipiélago, agudizándose en el caso de las islas menores (Chiloé posee más de 30 islas menores habitadas), generando un mayor gasto de bolsillo y tiempo de espera/traslado para una respuesta adecuada y digna para la salud de los isleños.

Es paradójico entonces hablar del “Desarrollo” y “Progreso” que traerá el Puente, ya que seguimos presentando indicadores preocupantes de POBREZA que hoy no es solo vista por el ingreso per cápita de los países de la OCDE, sino por el acceso a derechos sociales básicos como por ejemplo Salud y Educación, que justamente según la Encuesta del CESCH (Centro de Estudios Sociales de Chiloé), son las principales prioridades a resolver dado el gasto de bolsillo y el sacrificio (abandono del lugar de origen, gastos extras en alojamiento, pasajes, entre otros) que miles de familias chilotas deben hacer para mejorar su calidad de vida.

Entonces ¿Dónde está nuestro desarrollo? O ¿hacia dónde debe orientarse?

Javier Márquez Arriagada
Psicologo.
Salubrista.
Coordinador ALAMES (Asociación Latinoamericana de Medicina Social) Sede Chiloé.
Integrante Movimiento Defendamos Chiloé

Columna publicada originalmente en Elquintopoder, puedes ver la publicación original AQUÍ

Comentarios en Facebook