Informe Ambiental de la Acuicultura

La acuicultura en nuestro país es una actividad que se ha consolidado en las últimas décadas, y nos ha instalado como un país productor y exportador de especies acuícolas reconocido internacionalmente. Esto ha generado distintos impactos a nivel social, laboral, económico y ambiental, los que deben ser regulados desde el ámbito público, labor que recae en los organismos del estado. El presente informe se enmarca en el análisis sectorial de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) sobre el impacto que esta actividad tiene sobre el medio ambiente, cuál ha sido la normativa aplicada y que resultados han generado estas medidas.

En este sentido, la Política Nacional de Acuicultura (PNA), establece en su objetivo principal los temas ambientales como pilar fundamental en el desarrollo sustentable de la actividad acuícola. Por otra parte establece que los principios básicos orientadores para garantizar la calidad del ambiente donde se desarrollan estas actividades productivas son: eficiencia, efectividad, corresponsabilidad y transparencia de la gestión ambiental pública y privada, asociada al diseño, control y cumplimiento de regulaciones en toda la cadena productiva de la industria acuícola, desarrollada en un bien nacional de uso público.

Por su parte, la Ley General de Pesca y Acuicultura, establece en sus artículos 74° y 87° que los centros de cultivo deberán mantener la limpieza y el equilibrio ecológico de la zona concedida y operar en niveles compatibles con las capacidades de los cuerpos de agua.

El Reglamento Ambiental para la Acuicultura (RAMA, D.S N° 320/2001), establece esencialmente las pautas para el desarrollo ambientalmente sustentable de esta actividad. Dispone la obligatoriedad de realizar una Caracterización Preliminar del Sitio (CPS) para aquellos proyectos de acuicultura en sectores de agua y fondo que deban someterse al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Por otra parte, los centros de cultivo en porción de agua y fondo durante su vida de operaciones deben realizar un seguimiento de las condiciones ambientales del centro, lo anterior en el período de máxima biomasa, incorporando aquellas variables ambientales definidas para la categoría de cada centro de cultivo, de acuerdo a las especificaciones de la Resolución acompañante del RAMA (Resol SSP N° 3612 de 2009).

El presente informe contiene la información ambiental recopilada entre los años 2009 y 2014, proporcionada por los titulares de los centros de cultivo y evaluados por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), a través de los informes ambientales (INFA), así como las acciones de fiscalización ambiental desarrolladas por Sernapesca en el periodo señalado.

Descargar documento

Comentarios en Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *