ARCHIPIÉLAGO DE CHILOÉ, ¿ZONA DE SACRIFICIO?

COLUMNA.

Se llama «zona de sacrificio» a territorios que padecen de depredación, dejadas de lado por el estado en su rol fiscalizador/legal, quedando en manos de excesos de algún tipo de sector industrial. Se trata, básicamente, de indolencia y abandono, de NO respetar el derecho constitucional a vivir en un medioambiente libre de contaminación. Si consideramos, además, que Chiloé es patrimonio cultural de la humanidad Unesco, debiésemos expandir el criterio de sacrificio ambiental y agregar «cultural», puesto que sabemos que esta milenaria manera de ser y estar en el mundo, está íntimamente ligada a la naturaleza.

Con profunda tristeza debemos reconocer que esto es lo que está pasando con la industria salmonera y sus más de 30 años impactando las aguas y cultura de todo nuestro archipiélago chilote y no solo aquí, sino que cual cáncer, se está expandiendo a las zonas vecinas de Aysén y Magallanes, lugares de tremenda ligazón con nuestras islas y que expertos mundiales califican de «las aguas más prístinas» del planeta.

Hoy, ante un nuevo escenario de FAN o Bloom de algas nocivas, queremos decirle a la clase política chilena y al gran capital salmonero que sabemos lo que están haciendo, que no nos silenciaran y que tienen la obligación moral de detener la devastación natural/cultural que azota de aquí a Magallanes.

Ahora que nuevamente nos toca vivir un Bloom de algas nocivas, estamos seguros que algo hemos aprendido: es imprescindible dar pasos hacia la cohesión social, articulación público/privada y el conocimiento técnico/científico. Mientras esto no suceda, necesitamos URGENTE una moratoria total a salmoneras para posterior investigación del estado de nuestras aguas, con equipos humanos del más alto nivel.

¿Nuestros pasos siguientes?: Junto a organizaciones de Aysén y Magallanes queremos avanzar en educar, crear conciencia y buscar soluciones. Ante el silencio de parlamentarios, cores, alcaldes, concejales, queremos manifestar nuestro derecho a la vida, a un medioambiente libre de contaminación y aguas limpias en el sur austral patagónico.

Juan Carlos Viveros,, mov. «Defendamos Chiloé»

Publicado originalmente por La Estrella de Chiloé el 21 de febrero de 2018.

Comentarios en Facebook